Serie de estiramientos al despertar

image-28-01-16-12-16

Hace algún tiempo leí un artículo sobre lo mucho que deberíamos aprenderle a nuestros perros. Una de esas cosas es estirarnos al despertar, y sí! Koopha, mi hija perruna, lo primero que hace al abrir los ojos y antes de acomodarse el bigote es estirarse con un gusto que hasta dan ganas, si no, no empieza su día.

Así que antes de brincar de la cama no está de más darnos unos minutitos para estirarnos. Puedes empezar por uno y ya que lo adoptes como un hábito incorpora otro y así sucesivamente.

Sigue leyendo

Anuncios

Cuando el gato no está los ratones hacen fiesta (Túnel Carpiano)

En la puerta, casi dándole un empujoncito a mis niñas para mandarlas a la escuela y yo corriendo emocionada a sacar sus plastilinas. Para qué?, te preguntarás…

play doh Durante el 2004, empecé a sentir mucho entumecimiento en las manos, por un momento pensé que era porque mi escritorio en la oficina estaba debajo de la ventila del aire acondicionado; tal vez era el frío lo que lo ocasionaba, ya sabes, uno buscando razones para todo.  Cerraba las ventilas y usaba sweater en pleno verano de 38 grados; claro eso fue después de que mis compañeros me mataran porque les pedía apagar el aire acondicionado, hazme el favor!

Sigue leyendo

Baby Steps

image

Después de una larga y agradable charla con Stacy, una linda joven con Fibromialgia que había ido desde Canadá a Mazatlán, Sinaloa, México en busca del Dr. Alberto Gaytan. Él durante su cita le platicó de mí, el cómo estaba mejorando y cómo lo estaba logrando. Entonces Ella quiso conocerme…

Después de un rico desayuno, nos levantamos de la mesa para ir a turistear. Empecé a caminar creyendo que Ella iba a mi lado, entonces me percaté de que estaba 10 metros detrás de mí y caminaba lentamente pasito a pasito, mientras yo hablaba sola como merolica.

 

Sigue leyendo

5 minutos

image

Si mis matemáticas no me fallan 5 minutos son 300 segundos, o sea, son muchos; entonces no tienen por qué ser subestimados ¿no crees?

Como te comentaba en otros posts, el ejercicio se ha tatuado en mi vida desde que me diagnosticaron FM hace 6 años. Antes de eso, no era tan deportista. Debo confesarte que en la primaria y secundaria era de las niñas que odiaba la clase de deportes y siempre ponía pretextos para no tomarla o tenía mis mañas para no hacer los ejercicios. Si nos ponían a correr alrededor de la cancha, simulaba que la agujeta de mi tennis se desamarraba y duraba lo más que pudiera volviéndola a amarrar, corría y luego pasaba lo mismo pero con el otro tennis.

Sigue leyendo