RISUEÑAS MORSAS EN LA PLAYA

IMG_5495

Heme ahí tirada en la arena con unas 20 personas más durante el atardecer en una bella playa de Mazatlán. La mayoría vestidas con ropa negra y con unos, varios o bastantitos kilos de más y al mismo tiempo riendo descontroladamente.

Sí, esa era la imagen de la gente que se encontraba viendo desde el malecón. No escuchaba qué decían pero las caras eran de “WHAT THE Fudge?!”

Te cuento, resulta que mi maestra de Yoga invitó al grupo a tomar la clase en la playa en lugar de su studio, todo resultaba maravilloso: la brisa en el rostro, el sonido de las olas, el calorcito en la piel, las gotitas de sudor corriendo y literalmente saludando sol…Uuuf, delicioso!

Nos empezábamos a despedir cuando de repente la maestra grita lanzando  otra invitación: Quién quiere quedarse a una sesión de Yoga de la Risa? El 80% nos quedamos, algunos por curiosidad y otros por “losers” que no teníamos plan aun siendo Viernes ya en la noche.

No recuerdo con exactitud cómo se desarrolló la práctica, pero sí de un momento en que nos pide reirnos, a lo cual me preguntaba en silencio “como de qué o quién, a qué horas llegó Polo Polo? La maestra atraviesa mi mente y contesta “pueden reir a partir de nada”…..

Pues ya qué, al lugar que fueres haz lo que vieres, no? y empecé con una risa super fingida y por demás forzada;  confieso haber querido desaparecer, moría de pena, “qué oso estoy haciendo?”, “por favor que no pase nadie conocido?” Me atrevo a decir que probablemente la mayoría nos sentimos así.

No sé cuánto tiempo pasó pero en eso ya todo el grupo estábamos riendo genuinamente, carcajadas reales y por demás contagiosas, dijeran en mi pueblo: nos agarró el tonto. Para esas alturas el tener espectadores pasó a un segundo plano y lo que pensaran me importaba un cacahuate.

Agradezco el momento en que decidí quedarme y no esconder la cabeza en la arena; imagínate primero morsas y ahora avestruces en la playa, seguro ya llegaba NatGeo.

La práctica de ese día fue de super provecho, había hecho Yoga que ayuda a estirar mi entumesido cuerpo pero  al mismo tiempo salí cargada de pilas y con  una sensación de que mi cuerpo vibraba de adentro hacia afuera.

Esa tarde me dejó muchas enseñanzas, la cuales hoy te comparto y hasta me sirve de recordatorio:

1.- La alegría puede ser generada sin esperarla de otras personas, del  entorno, de las circunstancias o de condicionamientos, la alegría se genera a partir de uno mismo y de ahí se proyecta hacia afuera logrando un bienestar y un biensentir.

2.-La crítica, lo que piensen los demás pasa al final de mi lista, creo que me he pasado de la raya porque ya ni el ridículo me importa hacer con tal de ser feliz y vivir el momento.

3. Hay que sacar  la cabeza a orear, literal y en sentido figurado. No se gana nada viviendo encerrada y mucho menos con una mentalidad apretada y a oscuras.

Después investigué del porqué esa tarde me había sentido tan bien y hay una explicación sobre cómo la risa genera endorfinas y entonces se obtienen los beneficios a  nivel fisiológico, bioquímico y psicológico. Esas amiguitas endorfinas no solo generan bienestar también combaten el dolor.

Te comparto este link porque ahí están los que saben bien de este tema: http://www.yogadelarisa.com/

Entoces a reir se ha dicho! si no quieres empezar por tus propios medios entonces busca maneras  de cómo hacerlo: a través de películas, videos en You Tube, una serie de la tv, las fotos de la secundaria con el copete de Flans, un libro de chistes, ver ELLEN… nada más no le preguntes a Siri que no te va a sacar de ningún apuro jajajajaajaja.

image-21-03-15-06-12

Anuncios

2 comentarios en “RISUEÑAS MORSAS EN LA PLAYA

  1. Abordas el tema de una forma tan simple , lo cual lo hace Elegante.
    Que se entiende facilmente a cualquier edad,nivel socioeconomico etc.
    Como dices, en uno de tus pasajes, las receta la hace tu .
    Felicidades,

    Actualmente el medico desfortunadamente, se hace materialista y pierde el calor HUMANO y no comprende a sus pacientes. ( soy medico retirado por cualquier aclaracion).

    Me gusta

    1. Gracias por su comentario Dr. Manuel, aprecio la manera en como percibe este blog.
      Efectivamente, la parte crítica del proceso es encontrar al Doctor que se de el tiempo necesario para escuchar y así dar un diagnóstico atinado, luego para entender y crear empatía con el paciente para posteriormente atender con el tratamiento correcto. Llegar a ese punto es cuestión de suerte para muchos, Milagros para otros y aun inexistente para algunos más porque no todos los doctores quieren escuchar al paciente sino al contrario, es mejor despachar rápido para “atender” al mayor número de pacientes en el día.
      Cuando el paciente llega con el Doctor correcto hace buen Equipo y es entonces cuando las condiciones mejoran.
      Espero seguirlo viendo por aquí doctor y sea parte de nuestra red de apoyo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s