Feliz año nuevo!

image14

31 de diciembre 12 am: atragántate con las uvas, barre de adentro hacia afuera, avienta monedas, ponte “chones” rojos, propósitos y sobre todo deseos para el año entrante.  Lo cierto es que las condiciones de nuestra vida no van a cambiar de un día para otro como por arte de magia. Lo que sí es cierto es que esas costumbres se convierten, además de un divertido circo, en un ejercicio de visualización, de positivismo, en sí en un cambio de actitud. Que si bien la enfocamos hacia lo que tanto deseamos, seguramente acompañada de trabajo, lograremos lo que le pedimos a cada tan preciada uva.

Recuperarse de la FM  lleva consigo un proceso similar al escenario anteriormente mencionado, tu  recuperación iniciará a partir de que  pongas  fecha y hora en la que quieres mejorar tu condición y por ende sentirte mejor.

Te daré un ejemplo, seguramente uno de tus propósitos de año nuevo ha sido bajar de peso o hacer ejercicio, te puedo garantizar que no iniciaste el 1ero de Enero, ¡claro! estás desvelada ¿verdad?, y me atrevo  a decirte que tampoco fuiste el 5, pues no  porque todavía no acaba el maratón Guadalupe-Reyes, de ahí lo re-planeas  pasando la quincena para recuperarte de los gastos decembrinos y ya encarrilada la carreta empiezas en Febrero para superar la cuesta de Enero. ¿Ya ves por qué es importante poner día y hora de arranque? Porque al ondear la bandera de salida se convierte en un compromiso de llegar a tu meta como sea, repito, como sea…

Con eso no quiero sonar maquiavélica,  pero hay 3 preguntas que te tienes que hacer si quieres llegar a tan anhelada meta:

Pregunta número 1, ¿quieres mejorar tu condición?   Parece que estoy viéndote, riendo irónicamente ante mi descarada pregunta. “¡Claro que me quiero recuperar!, ¿en qué estás pensando? si me siento muy mal, parece que no sabes lo que es, si todo me duele, no me puedo mover, ¡¿se supone que tú me entiendes?!”  Tienes razón, discúlpame, sé que la respuesta es un rotundo SI.

Pregunta número 2: ¿qué quieres recuperar al mejorar tu condición? No soy bruja pero también sé la respuesta: “quiero jugar con mi hijo o sobrino, correr con mi perro,  ir al super y cargar las bolsas, agacharme para amarrar las agujetas, subir y bajar escaleras, disfrutar a mi pareja, seguir con mi vida social, regresar al gimnasio o a las clases de zumba, bailar “payaso de rodeo” en las bodas, usar tacones, manejar y que no me duela al meter el clutch, ir al cine y no cansarme de estar sentada 2 horas, tener energía,  sentirme ¡libre, viva y feliz!.”

Parecen cosas muy sencillas, pero que padeciendo FM es como si corriéramos el Maratón todos los días a toda hora.  Pero ¿sabes una cosa? Todo eso lo puedes recuperar y correr un Maratón no será tan descabellado.

Pregunta número 3,  ¿estás dispuesta a hacer lo que sea necesario para mejorar tu condición? Una vez que ondees la bandera harás un compromiso, no conmigo, no con tu amiga, con nadie más si no contigo.

En estos momentos por tu mente cruza “mmmmmm sí, pero  ¿como de qué estamos hablando?”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s