¡Auxilio, mi mundo se encoge!

image

Siguió lo que ya consideraba  normal para mí, vivir con dolor y de repente tener días o semanas de crisis. Calificaba como “crisis” cuando estaba encerrada en mi cuarto ya que  necesitaba ayuda para  levantarme de la cama y no podía ni bajar las escaleras.

Mi mundo empezaba a encogerse como una pasita, poco a poco iba abandonando aquellas actividades que incluso amaba hacer y por supuesto me hacían feliz, al grado que mi mundo se redujo a 4 paredes y cuando bien me iba a poder hacer lo indispensable dentro de casa.

Creo que el dolor empezó a sentirse solito y le pidió compañía a la depresión. Mis días empezaban a ser dolorosos y tristes a mis 28años.

Cabe mencionar que la depresión no era generada por la enfermedad en sí, sino por el estado de dolor, fatiga y frustración constante.

La frustración proviene no de la falta de información, si no de la calidad de ella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s